Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)French (Fr)Deutsch (DE-CH-AT)
Motor de reservas Reseliva
 

 Hotel Boutique
LA ALMUNIA DEL VALLE
CAMINO DE LA UMBRÍA S/N. 18193 MONACHIL, GRANADA -ESPAÑA -SPAIN
TEL. (34) 958.308.010 / FAX (34) 958.304.476. Contacta con nosotros
Almunia del Valle
 
   
 
 Hotel Boutique
 
INICIO SITIOS DE INTERÉS Granada Capital

GRANADA
"Cuando uno ha vivido sus magníficos atardeceres, se ha perdido por sus callejuelas, ha paseado por las maravillosas calles del centro......llega al convencimiento de que Granada no es sólo una hermosa ciudad, es una ciudad inolvidable"
Guia Verde Michelin, Andalucia

Un paseo por Granada, desde el Albaicín hasta la Alhambra

Si se viaja hasta Granada para visitar la Alhambra se corre el riesgo de salir de la ciudad sin siquiera haber entrado. La forma más emocionante de entrar en Granada es perdiéndose por las callejuelas, pasadizos y rincones del Albaicín, el antiguo barrio árabe, que aún conserva su característico trazado laberíntico. La capital andalusí se sitúa al oeste de Sierra Nevada, asentada sobre un montón de colinas que ofrecen unos magníficos miradores. El antiguo barrio árabe del Albaicín ocupa una de estas colinas, frente a la Alhambra. Conviene ascender a ella a través de la Carrera del Darro, una calle flanqueada por fachadas históricas que alcanza su clímax con la tenue iluminación del atardecer. Una vez en el Paseo de los Tristes que debe su nombre a las antiguas procesiones que se dirigían al cementerio—, el viajero puede reponer fuerzas en alguno de los bares con terrazas que pueblan esta avenida ajardinada. El paseo por el Albaicín culmina aquí con la vista a la Alhambra; por las noches los focos la iluminan, creando una impresión fantasmagórica. Granada es una ciudad que pide ser paseada, y hay dos itinerarios que resultan muy interesantes: un pasillo urbano que va desde el principio del Paseo del Salón hasta el final del recuperado bulevar de la Avenida de la Constitución; un segundo itinerario, más importante históricamente, recorre el lateral de la Catedral —una de las más altas del país—, pasa junto al vanguardista Centro de Arte José Guerrero y acaba en la Alcaicería, el antiguo barrio comercial de la Granada nazarí. Una vez recorrida la ciudad a pie hay que emprender la peregrinación a la Alhambra y gozar tanto del recinto monumental como de sus múltiples panorámicas de la ciudad.

Sitios de interés en Granada capital: www.granadamap.com,www.granadatur.com

La Alhambra: Patrimonio de la Humanidad -UNESCO-
El número de visitantes diarios en La Alhambra está restringido por lo que conviene comprar la entrada con antelación a través de www.alhambradegranada.org; además, así se evitan colas. Aunque desde el centro de la ciudad salen autobuses que dejan frente a las taquillas, vale la pena subir a pie por la Cuesta de Gomérez. La Alhambra tiene zonas ajardinadas de libre acceso y horario, y otras en las que se exige el pago de una entrada: los palacios de los sultanes nazaríes, el pabellón de recreo y los jardines del Generalife, y el Palacio de Carlos V, que alberga el Museo de la Alhambra y el de Bellas Artes.

INTRODUCCIÓN HISTORICA:
La Alhambra, denominada así por sus muros de color rojizo («qa'lat al-Hamra'», Castillo Rojo), está situada en lo alto de la colina de al-Sabika, en la margen izquierda del río Darro, al este de la ciudad, frente a los barrios del Albaicín y de la Alcazaba.

Su posición estratégica, desde la que se domina toda la ciudad y la vega granadina, hace pensar que existían construcciones anteriores a la llegada de los musulmanes. Su conjunto, completamente amurallado, posee una forma irregular limitado al norte por el valle del Darro, al sur por el de la al-Sabika, y al este por la Cuesta del Rey Chico, que a su vez la separan del Albaicín y del Generalife, situado en el cerro del Sol.

Se tiene constancia por primera vez de ella en el siglo IX, cuando en 889 Sawwar ben Hamdun tuvo que refugiarse en la Alcazaba y repararla debido a las luchas civiles que azotaban por entonces al Califato cordobés, al que pertenecía Granada. Posteriormente, este recinto empezó a ensancharse y a poblarse, aunque no hasta lo que sería con posterioridad, ya que los primeros monarcas ziríes fijaron su residencia en lo que posteriormente sería el Albaicín.

A pesar de la incorporación del castillo de la Alhambra al recinto amurallado de la ciudad en el siglo XI, lo que la convirtió en una fortaleza militar desde la que se dominaba toda la ciudad, no sería hasta el siglo XIII con la llegada del primer monarca nazarí, Mohamed ben Al-Hamar (Mohamed I, 1238-1273) cuando se fijaría la residencia real en La Alhambra. Este hecho marcó el inicio de su época de mayor esplendor.

Primero se reforzó la parte antigua de la Alcazaba, y se construyó la Torre de la Vela y del Homenaje, se subío agua del río Darro, se edificaron almacenes, depósitos y comenzó la construcción del palacio y del recinto amurallado que continuaron Mohamed II (1273-1302) y Mohamed III (1302-1309), al que también se le atribuyen un baño público y la Mezquita sobre la que se construyó la actual iglesia de Santa María.

A Yúsuf I (1333-1353) y Mohamed V (1353-1391) les debemos la inmensa mayoría de las construcciones de la Alhambra que han llegado a nuestra época. Desde la reforma de la Alcazaba y los palacios, pasando por la ampliación del recinto amurallado, la Puerta de la Justicia, la ampliación y decoración de las torres, construcción de los Baños y el Cuarto de Comares, la Sala de la Barca, hasta el Patio de los Leones y sus dependencias anexas. De los reyes nazaríes posteriores no se conserva prácticamente nada.

De la época de los Reyes Católicos hasta nuestros días podemos destacar la demolición de parte del conjunto arquitectónico por parte de Carlos V para construir el palacio que lleva su nombre, la construcción de las habitaciones del emperador y el Peinador de la Reina y el abandono de la conservación de la Alhambra a partir del siglo XVIII. Durante la dominación francesa fue volada parte de la fortaleza y hasta el siglo XIX no comenzó su reparación, restauración y conservación que se mantiene hasta la actualidad.

El Barrio del Albaicín
Las vistas más hermosas de la Alhambra se obtienen desde el antiguo barrio árabe granadino –destaca la panorámica que ofrece el mirador de San Nicolás–. El Albaicín reúne varias iglesias como la de Santa Ana, de estilo mudéjar, casas típicas o cármenes, con huerta y jardín, y palacios moriscos como el de de Dar Al Horra. Mención aparte merece El Bañuelo, vestigio de unos baños árabes del siglo xi, que ha inspirado la apertura de varios establecimientos de ese tipo en la zona; (www.albaicin-granada.com).

Un paseo por la Carrera del Darro
Dicen algunos que es uno de los paseos más románticos y bellos del mundo, y no se equivocan. La Carrera del Darro y el Paseo de los Tristes –como se conoce popularmente, aunque su nombre auténtico es el de Paseo del Padre Manjón– permiten al caminante relajarse sentado en alguna de las terrazas o muros que bordean el río y deleitarse con perspectivas magníficas de la Alhambra. El verde del monte y el ruido alegre de los pájaros y del agua del río completan esta fiesta de los sentidos. Es una estampa de ensueño en la que se han inspirado muchos escritores para crear sus grandes obras literarias.

La Carrera del Darro es un lugar pintoresco en el que nos vamos a encontrar en no muchos metros con monumentos históricos, hoteles con encanto, restaurantes, tabernas, pubs, tiendas de artesanía... un paseo en el que los amaneceres y anocheceres con la Alhambra como testigo de honor son únicos.

Vamos a iniciar este singular paseo en Plaza Nueva. Lo primero que nos encontramos es la iglesia de Santa Ana. Ya por encima de esta parroquia asoma la torre elegante de la Vela. Y nada más entrar en la Carrera del Darro tenemos –en la orilla opuesta al río– la calle Pisas en la que con sólo andar unos metros nos ponemos delante de la Casa de los Pisas, que alberga el museo de San Juan de Dios, quien murió en una de sus habitaciones. En este punto comienza el goteo incesante de comercios con recuerdos de Granada y de inmuebles que se mezclan con las casas antiguas, conventos, iglesias y demás monumentos que hacen un hermoso guiño a la historia.

En época islámica esta zona contó con importantes construcciones y una de ellas fue el Bañuelo, que son los baños árabes. Son de los más antiguos e importantes baños árabes públicos conservados en España y nos los encontramos pronto en este peculiar y literario paseo. También son conocidos como baño del Nogal (Hamman al Yawza) o de los Axares (de la salud o deleite).

Mientras caminamos vemos cómo estrechas calles se asoman al río que en época romana se llamaría ‘Río del oro’. Cuesta Aceituneros, Lavadero de Santa Inés... son algunas de estas angostas vías que si nos adentramos en ellas nos llevan hasta el Albaicín. Después de pasar por la puerta del Centro de Documentación Musical de Andalucía llegamos a la Casa de Castril –durante el siglo XVI se establecieron en esta zona grandes casas señoriales– y Museo Arqueológico de Granada, que merece una parada.

La Casa de Castril fue construida por los herederos de Hernando de Zafra, el que fuera secretario de los Reyes Católicos. En las diferentes salas que hay en las dos plantas se pueden ver objetos del Paleolítico, Neolítico, Edad del Bronce, época Romana, Andalusí... Y ahora una hermosa exposición de 28 piezas decorativas de la Grecia del siglo IV a. C.

En la acera opuesta al museo encontramos la iglesia de San Pablo y San Pedro y si volvemos de nuevo al margen del museo veremos un cartel en el que nos anuncian que en el convento de San Bernardo podemos comprar dulces artesanales. Además del de San Bernardo en este rincón granadino también se levanta el convento de la Concepción.

Poemas a la orilla del río
Mientras caminamos por este paseo empedrado vemos sus puentes y el monte en el que brota ya el verdor que anuncia la primavera, aunque los árboles están aún desnudos. Los puentes de Espinosa y Cabrera nos van a servir para cruzar el río y poder admirar el barrio del Albaicín. Más adelante la Casa de los Chirimías (1609) marca el final de la Carrera del Darro y el inicio del paseo del Padre Manjón.

Aquí los monumentos se levantan en el margen derecho y la joya no es otra que la Alhambra. A los pies del palacio nazarí se puede aprovechar para leer algún poema de Lorca, Falla, Juan Ramón Jiménez (son sólo unos ejemplos porque hay muchos más) que hablan de esta hermosa ciudad y del agua. ‘El agua era mi sangre, mi vida, y yo oía la música de mi vida y mi sangre en el agua que corría’. En los apenas 300 metros que separan Plaza Nueva del Rey Chico se pueden descubrir decenas de rincones, vistas de una gran belleza y recuerdos de la historia que con las prisas del día a día nos olvidamos de saborear. La que se llamara en un día Carrera de la Puerta de Guadix es sin duda ese sitio mágico; probablemente, la calle más bella del mundo.

El barrio del sacromonte
Famoso por sus cuestas y cuevas, es el barrio más gitano de Granada, además de cuna del flamenco. Diversos tablaos organizan zambras o fiestas de baile y cante flamenco. El paseo por el barrio, que ofrece perspectivas sobre la Alhambra, incluye la visita a la abadía del Sacromonte (www.sacromontegranada.com).

Catedral y Capilla Real
El centro histórico de Granada se sitúa alrededor de la Catedral. El templo tiene adosada la Capilla Real, donde reposan los restos de los Reyes Católicos y de su hija Juana. Detrás de la Catedral se sitúa el Palacio de la Madraza, antigua universidad árabe que hoy alberga dependencias municipales. Al otro lado de la calle de los Reyes Católicos se halla el Corral del Carbón, reliquia de la época morisca, que aún se usa como teatro o corral de comedias.

Corral del Carbón
Era el depósito de mercaderes y mercancías es el más antiguo monumento árabe en Granada

Monasterio de La Cartuja
Es famoso por su sacristía, fruto más puro del Barroco Español.

Mas información:
Rutas del Legado Andalusí: www.legadoandalusi.es
Visitas a la ciudad: Baños árabes; www.granada.hammamspain.com.
Jazz en Granada; www.jazzgranada.es

 
 Hotel Boutique
Please wait while JT SlideShow is loading images...
Photo Title 1Photo Title 2Photo Title 3Photo Title 4Photo Title 5
 Hotel Boutique
 

Ver mapa más grande
 

La Almunia del Valle
Top Hoteles Monachil
La Almunia del Valle
Los mejores hoteles para deportes de invierno Andalucía
La Almunia del Valle
Los mejores (Hotel de diseño) Granada (Provincia)

 

 
 

Granada Weather

 
 

1A.- Desde el aeropuerto de Málaga toma la A92 a Granada, 12 Km. antes de llegar a Granada salida a Santa Fe - Granada en dirección a la Circunvalación de Granada -Sierra Nevada

1B.- Desde el aeropuerto de Granada coge la CIRCUNVALACIÓN.
2 .- Desde la circunvalación coger la SALIDA Nº 132: Ronda Sur - Alhambra – Sierra Nevada.
3 .- En Ronda Sur, coger la SALIDA Nº 2: Monachil, carretera A4028 que continua en GR3202.
4 .- Sigue las señales de madera a MONACHIL CASCO ANTIGUO (pueblo), carretera GR3202, pasarás  por una zona residencial (Barrio de Monachil), debes tener cuidado de no abandonar la carretera por la que vas, hay una curva pronunciada a la izquierda que da lugar a confusión, no te metas a la derecha, eso es el Barrio. Llegarás al pueblo en el KM. 5,200 de dicha carretera.
5 .- Al llegar al pueblo, Monachil Casco antiguo, sigue las señales a La Almunia del Valle, tienes que coger a tu derecha al final del pueblo, el río va a tu izquierda. Estamos a 1.000 m. del pueblo en CAMINO DE LA UMBRÍA. Atención: es una carretera estrecha de montaña (asfaltada, no de tierra). A la entrada tienen que verse los carteles de madera que indican a La Almunia del Valle.

COORDENADAS G.P.S.: 3º  32'  0004'' OESTE - 37º  7'  3386'' NORTE

 
 

 

Hotel Granada
LA ALMUNIA DEL VALLE. CAMINO DE LA UMBRÍA S/N (18193 MONACHIL, GRANADA -ESPAÑA -SPAIN)
Tel: (34) 958.308.010 | info@laalmuniadelvalle.com
marketing & design www.3d2.es
| Política de privacidad | Aviso Legal | Links | Contacto | Login |
Hotel Boutique en Granada recomendado Hotel Boutique en Granada recomendado